RATOLINA



Esta es una historia que comienza un domingo por la noche. I open at the close, ya sabéis, no vamos a darle más vueltas a esto.

Todo esto tiene que ver con el rebranding. Llamadlo deformación profesional, llamadlo como queráis, pero siempre me he preguntado si en algún punto las it girl de Lovely Pepa o The Blonde Salad se sentaron en su silla de pensar a darle vueltas al coco sobre con qué nombre se iban a presentar a sus futuros seguidores 2.0 o, en su defecto, si en algún momento a lo largo de su carrera blogger se han sentado en su silla de pensar maldiciendo el alter ego que un día escogieron tan a la ligera.

Yo sí.

Veréis, empecemos por el principio. Hace, ¿qué? ¿Cinco años?¿Seis? Ohmygod, hace casi seis años subí mi primer vídeo a Youtube.
Vídeo que, gracias a los cielos, lleva fuera de combate mucho tiempo, y en el que se veía a una señorita de noche iluminada por un flexo, armada con un micrófono/auricular rollo McAuto hablando sobre las maravillas de su nueva paleta de 120 sombras que ella muy felizmente había comprado por ebay.

Y fue el primero de muchos, por suerte con una iluminación ligeramente mejor y algo más de preparación. Vídeos que parecieron gustar a cierto público de Youtube, y cuando menos me lo esperaba, había 25.000 personitas esperando a que siguiera subiéndolos.
Un subidón, en pocas palabras. Y se me conocía, llanamente, por the Lady Godiva, humilde que era yo.
Mi yo de 18 años había escogido el nombre de ese chocolate que había probado apenas unos meses antes en su viaje a Nueva York y que le había hecho tanta gracia porque coincidía con la letra de una de sus canciones favoritas de Queen.

Pero después de cuatro años siendo Lady Godiva, me cayeron encima los cuatro años que llevaba de carrera y tuve que plantearme si dormir o grabar.
Como podéis imaginar, elegí dormir. Buena decisión, for that matter. Dos años después, llegamos al punto en el que decido volver a vuestras pantallas y me siento en mi silla de pensar como seguramente hicieron ya otras como yo.
Y abro Youtube, y veo un banner tamaño Welcome to Las Vegas apodándome The Lady Godiva.
Y pienso, madresita, qué cruz.


Porque en 2009 me había parecido muy bien, porque tenía dieciocho años, muy poca preocupación por el branding y un tanto de adolescencia residual.



Pero a mis maravillosos 23, me parecía presuntuoso y poco yo (no Pocoyó, que tampoco es presuntuoso) continuar siendo una 'Lady'.
Era el momento ideal para cambiar, renovarse o morir, empezar de cero de forma diferente. El problema era que no tenía ni idea de cómo.

Muchos tés y alguna que otra cerveza después, me hallo en San Google bucando si el dominio Miaustache está registrado. Oh lucky me, no lo está.
Y me pongo las botas de diseñar, y en cosa de quince días, tengo esta web que hoy estáis viendo, hecha en su totalidad por mí misma, y yo más orgullosa que...


Sin embargo, y porque las mejores historias no siempre terminan con el primer final feliz que esperan los lectores (y si no preguntadme por Cómo conocí a vuestra madre...no, mejor no me preguntéis por Cómo conocí a vuestra madre) después de pocos meses vuelvo a abrir mi pequeño mundo de felicidad maquillil y me encuentro en la misma tesitura.

Miaustache. MIAUSTASH, MIUSTACH, MIU-la-madre-que-lo-trajo-al-mundo-con-dolores-de-parto.

Madresita, qué cruz.



Miaustache no dice nada de mí.
Yo, ni soy gato (tengo de ágil y grácil lo mismo que de cazadora implacable, por mucho que me guste imaginar que mi alter ego es un azul ruso con mucha clase y poca paciencia) ni soy mostacho (poco femenino un blog dedicado a la belleza haciendo una oda al mostacho)

Y aunque según san Google, la intersección de ambos elementos no deja de ser interesante


...sigue diciendo poco de mí.
Y yo, dedicada a esto del branding, no puedo permitirme cumplir lo de en casa del herrero cuchara de palo, porque en casa de este herrero todo debe tener más estilo que Olivia Palermo bañada en Chanel nº5 y caminando bajo la Torre eiffel paseando un dálmata con aires de Dior.

Y así volvemos a ese domingo noche, noche de domingo que como tal ha de pasarse en el sofá gastando la menor energía posible, como mucho en guerras de cosquillas, como era el caso.
Tras lo cual, mi Canarión me mira y me dice "eres una ratoncilla", y a mí se me abren los ojos y se me pasa mi vida por delante así en plan slow motion y sé, SÉ, que no es la primera vez que he oído eso.

Que yo, hija única que ha tenido tíoshermanos y primashermanas (que no primas hermanas, a ver si me entendéis, que ya son muchos años) he sido ratoncita muchas veces, y de parte de muchas voces.

Rantoncita, ratita, ratoncilla y ratolina, en todas sus variantes, y en todo el centro de mi ser.

Y cada vez que he oído esa palabra dirigiéndose a mí, me he sentido igual que si Beyonce hubiese bajado el cielo sujeta por dos querubines y me hubiese guiñado un ojo y dicho you go, girl.



Damn it, yo soy ratolina.
Para que lo entendáis:

- Porque aunque me encantan los gatos, si tener un ratón en casa libre sin miedo a pisarlo o a que te devorara los muebles fuera posible, y sin que Eme se lo comiera, no lo dudaría. Si hay una tienda con ratones en el escaparate, me tengo que parar. No entendéis la urgencia de cuánto me tengo que parar. Me TENGO que parar, y me pongo de buen humor. Siempre.

- Porque no puedo recordar la primera vez que mi madre me dijo que parecía un ratón, porque era demasiado pequeña.


- Porque mi tía Ángela (una de mis tíashermanas que me acompañó en casa en la infancia) siempre se ha reído al verme masticar, porque a.B. (antes de Brackets) masticaba con los incisivos delanteros. La comparación era evidente.

- Porque...Traedme queso. Traedme queso y seré feliz hasta que se me acabe el queso. Siempre. Cualquier queso, every queso, all the queso. Forever queso.


quesoquesoquesoqueso
- Por ese día en el que el Canarión me enseñó esta foto y me dijo: 'mira, Mor: nosotros'.



- Porque si veo un huequito donde esconderme a leer un libro rodeada de mantitas, me pierdo. Y esto me viene de pequeña, de cuando hacía mini fuertes con una manta y mi escritorio, y me escondía dentro simplemente a estar allí. Y porque cuando crecí lo reemplacé por armarme con un ejército de cojines y dormirme entre ellos en un espacio que, cuanto más remoto, mejor. Entrecojines, lo llamaba yo, ¿eh? Y porque, por fin, mi lado de la cama es y será siempre el que me deje entre él y la pared, y mi lugar favorito el hueco de su cuello. Porque yo, queridas, soy una habitante de huequitos.



- Y último, y esencial: porque todos los ratones sonríen.



Y así, volviendo a esa escena de domingo, tras ese flash de mi vida a lo That's So Raven, dije con cara de sorpresa en un suspiro: Ratolina. Y el Canarión, marido ejemplar, que ya quisiera Marshall ser la mitad de mi leonsón, me miró,
me leyó la mente (porque el Canarión puede leerme la mente siempre, y eso es bien y no tan bien, a veces) sonrió, puso cara de euforia y dijo: ¡Ratolina!

Y así, queridas, de esta manera tan casual, nació el definitivo, el de 'este para siempre': Ratolina.

Bienvenidas, ojalá os quedéis.





Twitter Instagram Bloglovin Feed RSS Pinterest Youtube
Suscríbete por correo, ¡entérate de todo la primera!
Escribe tu email:

28 comentarios :

  1. ¡Como buena marketiniana te entiendo a la perfección!
    Ais lo que me constó pensar en el nombre del blog y cuando di con él fue como "diosito que esté libre". Por supuesto, me quedo (y aún espero no arrepentirme). Me quedé cuando eras Lady Godiva y hacias tutoriales en directo, me quedé con Miaustache y me quedo con Ratolina. Bienvenida de nuevo ;)

    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta y me encanta!! Eres maravillosa en todo lo que haces. Me gusta muchisimo leerte y ver tus videos. Yo me quedo !!✌😘

    ResponderEliminar
  3. Querida Marta, me encantaste siendo miau y me seguirás encantando siendo ratona. Poco tengo que decirte sobre la web, más que un olé tú por tu originalidad y tu creatividad sin límites, que cada vez te vas superando con los contenidos que compartes y creas para nosotras. Por cierto, me requetencanta el logo, yo no soy capaz de que me salga nada la mitad de la mitad de la mitad de chuli que el tuyo! Un besito preciosa, y aquí me quedaré hasta que cierres el chiringuito (esperemos que sea dentro de muuuuucho tiempo).

    ResponderEliminar
  4. Es un nombre precioso! Y las razones también lo son! :D
    La verdad es que la web me encanta, es muy sencilla pero es elegante, y trasmite lo que tiene que trasmitir ^^
    A mí lo de echar la vista atrás y decir "pero qué es eeeesto!" me pasa con los primeros trabajos de la carrera (que fue publicidad y RRPP), que los veo y me planteo cómo los profesores nos podía aprobar con esos trabajos tan desastrosos y que pobrecillos ellos que seguirán viéndolos, porque en primero de carrera prácticamente todos hacíamos unas birrias de trabajos jajaja!

    Por supuestísimo me quedo con Ratolina, y si después del gato y el ratón llega el perro o el león, también me quedaré! :DD

    Un saludo!! ^^

    P.D.: A mí mi madre me llamaba pitufa! Jajajaja!

    ResponderEliminar
  5. Puffff no hay por donde coger esa historia...lo siento, pero ya es too much, me voy.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta Marta, te conocí el año pasado como miaustache y me quedo contigo siendo Ratolina, me gusta lo que haces, como te explicas y nos explicas...acabo de suscribirme al blog para no perderme ni una entrada asique aquí tienes una seguidora más. La web me gusta muchísimo, gran trabajo guapa!! Besotes

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, con tanto cambio de nombre ya no sé si creerte cuando dices que es el definitivo porque imagino que los anteriores también te lo parecerían ;) De todas formas lo entiendo porque el gusto personal cambia y lo que nos gusta a los 15, no es lo mismo que a los 25 ni será lo mismo que a los 35.
    A mí personalmente no termina de convencerme como nombre de un blog de belleza pero si tú te sientes identificada y estás contenta con él pues genial.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Pues mira algo de ratolina también tengo yo... Adoro el queso y huequito que veo allí me pongo a leer.

    Ya te seguía como Lady Godiva y como MiauStache así que también como Ratolina ¡Yupi!

    ResponderEliminar
  9. Como muchas de las chicas que ya han comentado, ya te seguía como Lady Godiva y en un segundo canal al que subías vídeos súper divertidos y desternillantes, no podía parar de reírme, qué geniales aquellos vídeos. ME ENCANTA la forma en que te expresas, tu sentido del humor, cómo escribes. Así que por aquí seguimos ratolina.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. ¡Me encanta!
    Te descubrí hace poquito, me gusta mucho lo que haces y como lo haces, eres original y divertida.
    Yo también me quedo :)

    ResponderEliminar
  11. Jajajajaja maravillosa reconstrucción...y las fotos de ratonzuelos son amor!! ahora sí que sí :)

    ResponderEliminar
  12. Pues me parece ideal, me quedaba antes y me quedo ahora! Besos

    ResponderEliminar
  13. Impresionante, nena, me ha encantado! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  14. Que bo! Si que fas cara de ratolinet, si! ^^

    muaaaaa marta!

    ResponderEliminar
  15. me ha encantado a.B JAJAJJAJA grande!

    ResponderEliminar
  16. En esas ando yo, no es que no me guste mi alter ego pero creo que hay muchas con este nombre y no acabo de encontrarme, además el nombre del blog no es fácil de pronunciar y quiero algo más sencillo y directo. Como voy a pegar un lavado de cara al blog espero que vengan las musas y me iluminen.

    bss!

    ResponderEliminar
  17. Soy latina pero no puedo evitar leer en mi mente tus post con tu voz y con tu acento! 😜 Me encantan tus post!!!!! 😍😍😍😍😍😍

    ResponderEliminar
  18. Me encanta 😍😍😍
    es una encanto verte y leerte y escucharte en mi cabeza mientras lo leo espero q no nos dejes y me quedaré hasta q el sagrado Internet me permita seguirte desde tan lejos😢😢 (por q si estoy muy lejos ) besos desde Colombia y por favor no nos dejes

    ResponderEliminar
  19. Me encanta 😍😍😍
    es una encanto verte y leerte y escucharte en mi cabeza mientras lo leo espero q no nos dejes y me quedaré hasta q el sagrado Internet me permita seguirte desde tan lejos😢😢 (por q si estoy muy lejos ) besos desde Colombia y por favor no nos dejes

    ResponderEliminar
  20. Me caes súper bien, ahora pienso que quizás sea porque tenemos algunas cosas en común.
    Me encanta la gente divertida, con chispa, con buena vibra, con ese toque de no sé qué que le hace única y encantadora.
    Me quedo, me quedo y me quedo.
    Saludos desde El Salvador, C.A.
    Muaaaaakkkk! :*

    ResponderEliminar
  21. Me encanta tu pagina, tus vídeos.....,vamos todo. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  22. Linda y curiosa historia con final inesperado... La ratolina se comio al miau :)

    ResponderEliminar
  23. Maravilloso Marta esta historia de como llegaste a ser Ratolina esta maravillosa, es como leer un minilibro cómico poético. Genial! Me quedo sin duda. Besos para ti!

    ResponderEliminar
  24. jajajaja
    Eres encantadora escribiendo =)
    Pero no entiendo, ¿Por qué dejaste de actualizar éste blog?

    Gracias por los videos (te sigo en youtube). Besos

    ResponderEliminar