Más horrores del maquillaje | Qué no hacer cuando nos maquillamos

errores del maquillaje

Ya sois unas pros. El último post sobre errores del maquillaje fue todo un éxito, y por eso me he animado a hablaros de otros once horrores algo más 'profundos'.

Porque maquillarnos requiere esfuerzo, para qué vamos a negarlo, y es todo un bajón que, después de (inserte cantidad de tiempo moderada aquí) nos miremos en el espejo y nos demos el susto.


Y conseguir un maquillaje bonito no es tan difícil, si vamos poco a poco y aprendemos a evitar errores básicos (y no tan básicos) en los que todas hemos caído alguna vez.

Lo primero que debéis saber es que lo ideal es que os maquilléis con luz natural. Poned vuestro espejo al lado de una ventana o donde la luz que obtengáis sea lo más natural posible. Si es de noche, conseguid bombillas de luz neutra, ni cálida ni fría.

Dicho esto, vamos a ello.


Así como inciso, os dejo el vídeo por si no sois muy lectoras y os apetece más escuchar mientras os tomáis un té calentito y deducís que, efectivamente, la mancha negra que se ve al fondo es Emegordo echándose la siesta detrás de los cojines de la cama.




1. NO RECORTAR PESTAÑAS POSTIZAS.

Piensa en usar tus pestañas postizas como usarías unas plantillas para zapatos. Cuando las compras, vienen en medida estándar, pero tus pies no son iguales a los pies del vecino, tienes que recortarlas según tu talla.

Las pestañas postizas, lo creas o no, también vienen en medida estándar. Esto significa que, como no existen tallas de ojos, tienes que encargarte tú de convertirlas a tu medida ideal.

Coge la pestaña postiza y acércala a la raíz de tus pestañas, como si fueras a ponértela. Será fácil ver si la línea de la pestaña es más larga que tu ojo.
La solución es fácil, corta (siempre por la parte exterior) las pestañas postizas hasta que se adapten a la forma de tu ojo perfectamente.

Cómo recortar pestañas postizas


Y recuerda que las pestañas postizas deben empezar y terminar donde lo hacen tus pestañas naturales (en general)
Si sigues este sencillísimo paso, te será mucho más fácil conseguir que las pestañas postizas se vean naturales, y además te serán mucho más cómodas de llevar.

2. APLICAR CORRECTOR EN FORMA DE U.

Estamos acostumradas a escuchar que el corrector ha de aplicarse en forma de 'u' en la zona de la ojera para conseguir el mejor resultado.
Pero, ¿es esto lo mejor?

Errores del maquillaje


Aplicar el corrector en forma de triángulo invertido tendrá un efecto lifting mucho más favorecedor. Los  tres vértices de este triángulo serán la aleta de la nariz, el lagrimal y el exterior del ojo.
Esta técnica dará más luz y el maquillaje parecerá más fresco. Te quitarás años y de añadirás horas de sueño, en un plis.

Por supuesto, para que esto quede bien, no debes caer en el error que mencionamos en el vídeo anterior: usar un corrector demasiado claro.

ERRORES CON LA BASE DE MAQUILLAJE.

Como ya eres una pro, sabes que debes escoger una base de maquillaje que se adapte a tu tono natural. Pero no acabamos ahí. Hay un par de errores que debes conocer sobre las bases de maquillaje, para que todo tu esfuerzo no se vaya al traste:

-       3.  USAR BASES CON SPF SI SE VA A UTILIZAR FOTOGRAFÍA CON FLASH.

Las cosas como son, ponemos mucho más esfuerzo en maquillarnos si sabemos que va a haber una cámara de fotos rondando por ahí.
Pues algo que debes saber es que el factor de protección solar en las bases de maquillaje suele provocar un efecto fantasma cuando hay fotografía con flash.

El óxido de zinc y el dióxido de titanio

¿lo cuálo?
...son ingredientes comunes que se utilizan en cosméticos con factor de protección solar. Estos son minerales blancos opacos, que actúan sobre un principio básico: el blanco refleja la luz, mientras el negro la absorbe. Por lo tanto, un disparo de luz drástico, como el flash en fotografía, se reflejará en tu maquillaje, porque tu piel no podrá absorberlo, haciendo que, aunque hayas escogido el tono perfecto de base de maquillaje, aparezcas en las fotos con el efecto fantasma: la cara demasiado blanca.

Sin embargo, no todos los productos con spf causan este efecto. Productos con un spf muy bajo (<15) o ingredientes de spf químicos, no minerales, pueden esquivar este efecto con facilidad.

Aún así, lo mejor es curarse en salud. Si quieres asegurarte de salir perfecta en fotos con flash, opta por productos que no contengan spf, y listo.

-        4. USAR SIEMPRE EL MISMO TIPO DE BASE.

Esto puede parecer rizar el rizo, pero seguir este pequeño consejo puede ayudarte mucho.
Conoces tu piel, y sabes dónde, o cuándo, suele tener más imperfecciones. 

Yo, por ejemplo, tengo más problemas alrededor de la nariz y la barbilla, pero la piel de mis mejillas suele estar bastante limpia.
El error sería usar para toda la cara una base con cobertura alta. Esto puede hacer que perdamos la frescura y naturalidad de las zonas de nuestra cara que están limpias y que realmente no necesitan que las tapemos.

Lo mejor será usar una base de maquillaje con más cobertura en las zonas más problemáticas, y dejar respirar el resto con una base más ligera.

Bases favoritas


Usar una base de cobertura alta, o total, en todo el rostro puede añadirnos años, quitarnos naturalidad, y dejar una piel plana y sin vida. Sin embargo, con este truco, camuflaremos imperfecciones mientras que dejamos que el resto de la piel se muestre bonita, tal y como es.

Este es un truco que por supuesto cada una debéis adaptar a vuestro rostro, y de nuevo juega un papel muy importante haber escogido bien los tonos de nuestras bases de maquillaje, porque sino será muy difícil integrarlas en la piel para formar un conjunto.

-        5. NO TENER EN CUENTA TU TIPO DE PIEL AL COMPRAR BASES.

Las que tenemos blogs y canales de belleza solemos hablar de nuestras favoritos, y recomendar bases de maquillaje entre otras muchas cosas.
Mi consejo es que no vayas corriendo a comprar una base que alguien haya recomendado sin asegurarte antes de que es adecuada para tu piel.

Yo suelo tener la piel seca, y puedo recomendar una base de maquillaje. Si tú, que tienes la piel grasa, corres a comprarla porque confías en mi criterio, te puedes encontrar maldiciéndome pocos días después.

Asegúrate de que conoces bien tu tipo de piel: Seca, grasa, mixta, con tendencia acneica, si está deshidratada… y busca, busca mucho, reseñas sobre bases de maquillaje de chicas con tu mismo tipo de piel. O , si no te apetece ponerte a buscar, ve a comprar tu base a lugares con verdaderos profesionales que puedan ayudarte a encontrar la base perfecta para tu tipo de piel.

Porque una piel seca que use una base poco hidratante acabará pareciendo un coco sin pelar, lleno de descamaciones, pellejitos, arrugitas… y una piel grasa pensada para hidratar, o con grandes cantidades de aceite entre sus ingredientes, resultará en brillos bombilla y probablemente un golpe de acné.

6. CONTORNEAR CON EL TONO EQUIVOCADO.

Este es un error muy común. Por normal general, los polvos bronceadores no son polvos para contornear. El efecto no siempre es el mismo, y aunque hay polvos bronceadores que puedes usar para contorno, no siempre será así.

Lo que debes buscar en un producto para contornear, ya sea fluído, en crema, o en polvo es:
-        
- Que tenga subtono neutro. Nunca, repito, nunca uses un producto anaranjado para contornear.
Estropearás todo el trabajo que has puesto en escoger una buena base, y acabarás cayendo en el efecto dorito del que hablábamos en el otro vídeo. Piensa que el contorno pretende crear la ilusión óptica de una sombra. Y no sé tú, pero yo no he visto muchas sombras naranjas.

No, Snooki. Das miedo.

-        - Que sea mate. El contorno debe ser siempre mate. Si es satinado, el brillo, aún sutil, eliminará por completo la sensación de sombra. No tiene sentido una sombra satinada. Y ya no entramos a shimmers o glitters en el contorno. Simplemente no tienen sentido.



7. APLICAR POLVOS DONDE NO DEBEMOS.

Aquí volvemos a hablar de tener en cuenta nuestro tipo de piel. Necesitaremos fijar nuestra base para evitar la aparición de brillos a lo largo de las horas. Estos brillos, que no son otra cosa que la grasita natural que produce nuestra piel, es lo que arrastra nuestra base de maquillaje, y por tanto es ahí donde tenemos que fijarla. Teniendo esto en cuenta, no es necesario aplicar polvos en zonas secas, donde no solemos producir grasa en abundancia. 

eugh.

En mi caso, por ejemplo, esto pasa en el entrecejo.
Si pongo polvos en el entrecejo, por muy fina que sea la capa, el resultado es una piel acartonada, unas líneas más pronunciadas, por no decir nada de descamaciones exagerdas.



¿Solución? Usa polvos translúcidos (mis favoritos son los sueltos) en las zonas que sabes que generan grasa a lo largo de las horas, y no lo uses en grandes cantidades. 



Mejor una capa fina, e ir retocando con el paso de las horas, que una capa gruesa que quitará cualquier brillo natural de tu piel, y te añadirá años.



8. NO USAR CREMA HIDRATANTE.

Algunas de vosotras me decís que no usáis crema hidratante porque tenéis la piel grasa. 



La respuesta es un wrong impepinable.

Tener la piel grasa no es sinónimo de tenerla hidratada. Es probable que tu piel, aunque naturalmente grasa, esté deshidratada, y genere aún más grasa para compensar esa deshidratación.
Debes usar hidratante, y es más, escoger una hidratante adecuada para ti puede ayudarte a controlar esos brillos que tanto odias.

El truco está, si tienes la piel grasa, de escoger cremas oil-free. Huye de las cremas con aceites minerales en general, lanolina, vaselinas o mantecas.
Busca texturas más ligeras, quizá en gel, que te resulten menos pesadas y se absorban rápido.
De nuevo, lo mejor que puedes hacer es ir a comprar tu hidratante donde haya verdaderos profesionales que entiendan tu tipo de piel y sepan lo que están vendiendo. Seguro que ves mejoras con el paso del tiempo.

9. RIZAR LAS PESTAÑAS DESPUÉS DE USAR MÁSCARA.

La máscara, por muy gentil que sea con nuestras pestañas, crea una capa que se endurece, y reduce la flexibilidad de las mismas mientras la llevamos puesta. Esto no tiene ningún problema si después nos desmaquillamos adecuadamente, pero usar el rizador de pestañas después de la máscara puede causar la rotura de las pestañas, y eso no lo queremos nunca.




Si lo que quieres es que el efecto del rizador dure más, prueba a usar un rizador calentado ligeramente. Repito, ligeramente, vamos, templado. Esto ayudará a mantener el rizo más tiempo. Usa también máscaras que potencien el rizo, pero nunca antes del rizador.

10. SOMBRA BLANCA PARA DAR LUZ.

Este es un caso de un buen consejo de maquillaje que se ha malinterpretado o se le ha dado un uso incorrecto.
Es cierto que usar una sombra clara puede ayudar a aportar luz al ojo cuando llevamos un look natural y simplemente queremos mejorar nuestra cara de cansadas, dormidas, etc. pero sólo si lo hacemos en zonas estratégicas y con la sombra adecuada.

errores del maquillaje

Mirad a Rihanna aquí. Ella es preciosa, tiene unos rasgos a los que normalmente sabe sacar partido, pero en este caso el abuso de sombra blanca consigue hacerla parecer más cansada, y apaga totalmente la mirada.

El truco está en dos cosas:

-        Usar el producto adecuado. Huye de las sombras tizosas, o parecerá que te has restregado el ojo contra una pared de yeso o la pizarra del cole. Opta, incluso mejor, para un resultado más natural, por una sombra de tono natural con efecto luminoso. O hasta puedes usar tu iluminador favorito.
Mary Lou Manizer, de The Balm, tiene un efecto iluminador precioso, natural, y muy favorecedor.

-        Usa el efecto iluminador en puntos estratégicos, no en todo el ojo. Si lo usas por todo el ojo no conseguirás más que eliminar cualquier efecto favorecedor, y el exceso acabará apagando el ojo incluso haciéndolo parecer cansado. Los mejores puntos de luz son el lagrimal y el arco de la ceja, y si vas totalmente natural, un pequeño (repito, pequeño) toque en el centro del párpado, siempre y cuando no tengas los ojos saltones.

11. NO RELLENAR LABIOS CON EL PERFILADOR.

Este es un error que probablemente muchas ya conocéis.
Primero, es muy difícil encontrar el perfilador que sea exactamente igual a cada barra de labios que tengamos. Y si sólo perfilamos, y rellenamos con la barra de labios, la diferencia de tono siempre será notable. Sin embargo, si rellenamos a la vez que periflamos, y ponemos la barra de labios sobre esa primera capa de perfilador, será mucho más fácil que no se note la diferencia de tono.

Segundo, rellenar los labios con el perfilador crea un colchón de seguridad. Aumentará la duración de la barra de labios y , al ser el perfilador más resistente, generalizando, que la barra de labios, cuando esta vaya desapareciendo, no aparecerá nuestro labio desmaquillado, sino la capa de perfilador. Mucho más seguro, lo mires por donde lo mires.
Además, y como extra, hacer distintas combinaciones entre perfiladores y labiales hace nuestro cajón de maquillaje mucho más versátil.


Esto es todo por hoy.
Son once horrores errores del maquillaje más que seguro que os parecen interesantes.
Poco a poco, y corrigiendo cada pequeño error, conseguiremos que nuestro maquillaje esté on point para cada evento, o incluso para día a día.


Sí, monito, nosotras también queremos estar siempre fabulosas.
Y vosotras, ¿habéis caído alguna vez en alguno de estos errores? ¿cómo os disteis cuenta? ¿qué errores no pueden faltar en la lista de imperdonables?
Como siempre, si os ha gustado, compartid y uniros al blog. ¡Cada día somos más!




Twitter Instagram Bloglovin Feed RSS Pinterest Youtube
Suscríbete por correo, ¡entérate de todo la primera!
Escribe tu email:

4 comentarios :

  1. La foto de la cara con dos kilos de polvo aparecera en mis pesadillas!!!!

    Buena recopilacion de trucos que definitivamente mejoran el resultado final

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido una entrada super completa, tengo suerte de no cometer muchos errores pero uno que realmente cometo a menudo y me da mucha rabia porque estropeo el maquillaje es el número 7. Suelo aplicar los polvos en toda la cara en vez de aplicarlos solo en las zonas necesarias, tengo que corregir ese error.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes,me acabo de descubrir y la verdad que me encanta tu blog, así que me quedo por aquí con tu permiso.
    Besitossss.

    ResponderEliminar
  4. Ay, que pupita reconocerme en alguno de los errores... :(
    Yo soy una de esas que tiene la piel mixta extrema y en las zonas más grasas no se da hidratante un poco por pereza, un poco porque me engaño pensando que ya está hidratada y claro, luego aparece la deshidratación y las pielecitas... ay! :(
    Va, propósito de año nuevo! :)
    Un besazo!
    P.d.: Como te he dicho por instagram, me gusta mucho el cambio, más elegante, más "sobrio" aunque la tipografía la veo demasiado rasgada par ami gusto, pero si a ti te gusta, perfecto! :)

    ResponderEliminar