Páginas

#Dolorsitos | Productos decepcionantes



Pain. Dolor. Dolorsito. Esto que nos entra cuando compramos algo en lo que teníamos puestas todas nuestras felices (y, para qué negarlo, adictas) mentes maquilliles, y cuando probamos nuestro objeto de hamor (con h, hamor con h) resulta ser un gran y enorme fiasco. 



Pero yo, como quiero que seáis felices, y que no vaciéis vuestros bolsillos en cosas inútiles, inauguro hoy esta serie de vídeos/posts que va, precisamente, del dolorsito.

Os pongo aquí el vídeo, porque las cosas en movimiento nos llaman más la atención, pero si no os apetece ver 11 minutos de mi cara diciendo cosas y/o estáis en el trabajo y necesitáis la versión office hours de este post, seguid leyendo para un resumen de lo que odio (en letras grandes y con lucecitas) de estos productos de maquillaje (eso sí, yo el vídeo lo vería aunque sea por las tomas falsas)





He de decir que lo primero que me impulsó a probar esta base fue que ya había usado su versión en mousse, y en ciertas épocas del año me era muy cómoda y bastante útil para diario (nada del otro mundo, dejémoslo en un ok general), así que pensé que su versión fluida podría servir también en invierno, cuando mi piel seca no soporta texturas matificantes bajo ningún concepto.

Pues no.

Para empezar (y por no variar) no pude encontrar un tono que se adaptase a mi color natural, y el más claro para mí era como untarme nutella por la cara (aunque probablemente menos maravillosamente delicioso)
Aunque esto ya no es nada nuevo, lo siguiente sí que lo es.
Esta base se oxida más que C3PO antes de que lo restauraran. Lo que significa, que el color que ves cuando la extiendes (más o menos acertado a tu tono natural) se convertirá en un naranja dorito que te convertirá a ti en Marge Simpson, si se hubiese maquillado francamente mal.

Si a esto le sumamos el hecho de que esta base tiene el don (porque esto es un don) de resecar unas zonas y convertir en sartenes de grasa otras, es un gran dolorcito que no quiero volver a ver jamás.
Lo interesante de este tipo de posts es que hablemos de cosas que no valen 8€, como la base de arriba, sino que dejarnos el dinero en ellas para ser decepcionadas nos causa un verdadero pinchazo en el riñón.

Este CCB de Mac es un buen ejemplo de ello. No recuerdo exactamente el precio, pero ronda los 20€.
Y estarían bien pagados si el resultado final fuese el que vemos en el godet. Pero no.
Es un precioso color negro con reflejos rojizos y púrpura, que en el párpado se convierte en (y perdonad que me repita) grasa de automóvil con purpurina de chino.

Para que os hagáis una idea, es como difuminar demasiado un jumo de nyx y no poner nada encima para sellarlo.
Perfecto para un look tipo cebra (léase, a rayas en los pliegues)


Probablemente ahora es cuando me perseguís con antorchas. No os culpo.
Aquí es donde necesito vuestra ayuda: ¿son todos los múltiples de Nars como los que describo a continuación, o cambia la cosa cuando tienen acabado mate?

Mi experiencia con los múltiples de Nars fue la misma que tuve con los bombones Nestlé. No quería odiarlos, de verdad que no, deverdaddeverdadqueno, porque eran de lo más apetecible, pero cada uno que comía me hacía sentirme mal por engañar a mis amados Ferrero.

Quería que los múltiples me gustaran. Más que nada, porque había comprado tres y tenía otro de regalo, y eso es un porcentaje importante de maquillaje en mi cajón de una misma marca, gama y producto.
Pero no puedo, ¡no puedo!

En mi piel no duran nada, ni siquiera sellándolos con algún producto en polvo (y de por sí ya me parece un despropósito sellarlos con polvos) y al poco tiempo el color empieza a desaparecer, dejando un rastro de grasa y purpurina que no me parece propia de algo que vale 40€.

Esta, queridas mías, es mi mayor decepción ever.


Este dolorsito me salió con descuento, así que lo dejaré en dolorsí.
Aún así, este iluminador 'sutil' (ja.ja, Lancôme) sigue la pauta de los Multiples de Nars: mucha purpurina.
Y especialmente en este caso es una pena, porque el tono base y el shimmer tenían todas las papeletas de convertirse en un básico en mi día a día, pero no ha sido así, y no vamos a darle más vueltas, que me pongo mala.


Salimos un poco de los productos de alta gama, pero seguimos con el tema de las purpurinas extrañas.
En este caso, estos polvos de Sleek, que prometen adaptarse a cualquier tono de piel, alargar la duración del maquillaje y darle un acabado luminoso y fantásticomaravilloso.

Bien, si eres una piel roja, quizás veas la utilidad de que 'luminoso' signifique 'rojo'. No sé, no es mi caso.
Y esto también es una pena (la cosa va de penas, oigan), porque sí que son finos y dejan un acabado suave en la piel, sin acartonar.

Pero el rosa/rojo…¿en serio?



Las gordopilas que estáis más atentas estaréis un poco confusas ahora mismo: pero muhé, ¿estas no decías aquí que eran tus favoritas y que eran geniales y fabulosas?

Que sí, pero hoy vengo a hablaros de mi libro del pegamento que viene con ellas.
En esto voy a recrearme poco porque es un mensaje de emergencia y los mensajes de emergencia han de ser breves y al grano:
1. Quema los ojos que es algo horrible de la muerte.
2. Se seca transparente, sí. Transparente brillante. Tapa tú eso, si puedes.
3. Al intentar quitarte las pestañas postizas, y como diría Effie Trinket…




Y así termina mi primera lista de dolorsitos que (espero) os haya sido medianamente útil.

¿Cuáles son vuestros productos decepcionantes?
¿Os he dejado una espinita al hablar mal de alguno de vuestros básicos?
¡Quiero saberlo!



Twitter Instagram Bloglovin Feed RSS Pinterest Youtube
Suscríbete por correo, ¡entérate de todo la primera!
Escribe tu email:

8 comentarios :

  1. Los múltiples de Nars... yo solo tengo uno mini pero hasta ahora creía que no sabia utilizarlo, pero veo que no soy yo, si no él el problema.

    (P.D.: recuerdo cosas que ocupan espacio en mi cerebro inútilmente, como que tu primer múltiple te lo regalo tu tío, lo contaste en un vídeo haul con tu tía, muy maja por cierto. Yo también me estoy preguntando porqué me acuerdo de este después de tantos años...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, qué memoria! Yo me alegro, oiga, eso es que eres atenta :D

      Eliminar
  2. Genial Marta, me encanta el vídeo y la entrada en la pagina, así sí vale la pena ver el vídeo y pasar por la web, repito, genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! La verdad es que es mucho curro

      Eliminar
  3. Vaya, la verdad es que yo no tengo ningún múltiple de Nars, pero si que tenía uno en mi whislist que después de leer esto está tambaleándose.

    Me cuesta mucho entender como tienen tan buena fama y te los pintan como lo más maravilloso -y no precisamente barato- del mundo. Y bueno, de las prupurinas mejor ni hablamos, me desespero cada vez que toco un iluminador, broncer o colorete y desprende purpurina...

    Un abrazo,
    onlyness.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que todo dependerá del tipo de piel, y demás, pero desde luego para mí son todo un fiasco

      Eliminar
  4. y yo pensando en comprarme el múltiple Orgasm :S ahora me has creado unas dudas...

    ResponderEliminar
  5. Al igual que las sombras de Nars y Lancome, un pastizal para que no pignente nada.

    ResponderEliminar