Páginas

Éste Nuestro Síndrome (a.k.a estamos de exámenes)

Que los exámenes sacan de uno su lado más oscuro lo sabemos todos.
Que, a la vez, sacan su lado más pálido, también (especialmente los de junio)
Y no es tan complicado saber quién es universitario y quién no en estas fechas. Tan simple como pasear por la calle y mirar piernas. Tú sí, tú no, tú vas a septiembre fijo, que a ti te conozco y deberías estar paliducha nivel pus de vaca (referencias aquí, nótese la fina ironía), y ese moreno no es ni de autobronceador, ni de flexo de biblioteca, guapa. Luego no te quejes.
La verdad es que es pura envidia.





Mejor que @SrEfectoDoppler no lo describe nadie:



Gran verdad.
Recomiendo encarecidamente un follow al señor en cuestión, aunque esto es más bien una nota al margen.

A lo que iba.
Junio.
Ese mes en el que todos tenemos síndrome premenstrual.
Hombres y mujeres por igual, con Red Bull, Monster, Burn o similares por vía intravenosa, que resulta en un incremento considerable de la actividad de uno, lo cuál no requiere necesariamente que sea un incremento en la actividad DE ESTUDIO.

Y es que con la hiperactividad propia de la cafeína, si antes la pared ya te parecía más interesante que tus apuntes, ahora la cosa se desmadra nivel Pocholo en Ibiza. Y si la pared tiene gotelé, te ves uniendo puntitos mentalmente, buscando dibujitos, como los nenes en preescolar.

Mientras, tus apuntes de Consolidación de Estados Financieros te miran humillados y abandonados desde la mesa. Cubriendo lo que viene siendo toda la superficie útil.

Este síndrome premenstrual unisex (en adelante "Este nuestro síndrome", cual texto jurídico-mercantil, que se note que estoy estudiando) que nos viene a todos en mayo/junio nos convierte en Mr.Hyde nivel 93, que es algo así como un Mr.Hyde a lo bestia. Un Hulk dopado, una Belén Esteban recién divorciada.
Ergo, no te pasees por los pasillos de una facultad de tamaño medio, porque me río yo del apocalipsis zombi.
Queremos comer cerebros. Literalmente. Yo lo haría si pudiera. O si fuera legal. Pero de momento no he encontrado forma humana de comerme el cerebro de alguien sin desgraciarle la vida, aunque en algunos casos la pérdida no sería cuantiosa.

 Ups.


Claro que, por otro lado, tenemos la versión ociosa de Este Nuestro Síndrome.
Ésta es la que nos obliga a pasar más tiempo en twitter de lo que deberíamos.
Como resultado, tu boca (quien dice boca dice teclado y las lindezas que sueltas por éste) se expande a límites virtuales insospechados, tanto que tus followers acaban diciéndote, educadamente, que, por favor, te calles.


 No os culpo.
 (@ever4events aprovecho para recordaros que vuestros deseos son órdenes para mí y que lo prometido es deuda)


Ésta versión Éste Nuestro Síndrome es más simpática que la de Mr.Hyde... pero menos agradecida.
Es la versión de esos estudiantes que se encuentran tras semanas de desconexión social, y se miran.
De reojillo.
Como los chinos.

 - ¿Qué? (alzamiento de barbilla a modo de saludo incluido)
 - Pf. ¿Y tú?
 - ¡Buh!
 - Ya ves.
 - Pues a ver qué sale.
 - Si yo he venido a verlo.

(Aquí siempre está el amigo que suelta el "que dios reparta suerte, porque como reparta justicia..." pues como reparta justicia nos vemos todos en julio, amigo)

Y te petas. Y te ríes. Y echas la quiniela en un tipo test como si no hubiera tomorrow. (Aprovecho el momento para mandar mi amor a mi Romeo de horario lectivo, a.k.a Míriam, a.k.a @MiriGPardo)
Y luego unas cañitas. Y luego una siesta. Y luego te pones con el siguiente tres días después. Asimilando, a "buuuffff" por lección, que lo llevas crudo.


Mientras, tienes twitter. Lo dicho, la versión ociosa.
Yo, definitivamente, me decanto por esta última opción, salvo las vísperas de examen.
Entonces es cuando sale mi Hulk.
No me hables.

Pero bueno, sólo son dos meses de blanco nuclear, folios a quintales, bics gastados en cuestión de horas, tinta de subrayador fosforito en vena y todo volverá a la normalidad.

Suerte, Hulkitos, Mr.Hydes y Belenes Estéban del mundo contagiados de Éste Nuestro Síndrome. Y que dios reparta suerte, porque como reparta justicia...
 

13 comentarios :

  1. Cuanta razón! yo soy de tu mismo "grupo" (twitter más de lo que se debe hasta que sale Hulk...) pero en mi caso ahora mismo en vez de subrayadores fofis y bolis bic por todos lados, mi habitación es algo así como el día después de la guerra del color, Con pinceles, colores, lápices y gomas de borrar por todos lados...

    no olvides:
    - llevar la mitad de una nuez en el bolsillo y dejar la otra mitad en casa, encima de tus apuntes.
    - encender una vela.
    - tener a tu abuela rezando en casa.
    y tantas otras cosas que se hacen en estos casos.

    Un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. Se te exaba de menos x aquii
    mucha suerte con tus examenes espero ver tus videos pronto

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este post, lo encuentro súper entretenido, y a ti muy simpática!!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. A mi me toca estar de " examenes" hasta finales de enero nonstop por el MIR. Para ayudarme en mi tarea, me he apuntado a un curso intensivo que es los sabados de 9 a 21h parando una hora para comer. Luego de lunes a viernes te dan un plan de 10 h de estudio. Con esto quiero decirte que si por las noches ves a una tia hiperblanca fosforita cual sr Burns hartito de radiación y medicado, no te asustes, seguramente sea yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento mejor. Apruébalos todos por si acaso alguna vez voy a parar a tu hospital jajajaja

      Eliminar
  6. ..Marta,no lo digo a modo de critica, piensa: crees que merece la pena /compensa laboralmente estudiar una carrera y pasar tanto tiempo estudiando? parece que no te gusta mucho lo que estudias..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. Y sí que me gusta... lo que no me gusta son los exámenes!! ;)

      Eliminar
  7. Jajajajaj qué recuerdos me has traído! Totalmente identificada contigo. Pero no desesperes, cuando acabas te quedas en la gloria!
    Ánimo y mucha suerte en tus exámenes!

    ResponderEliminar
  8. Que quede constancia que mi intención era constatar un echo jajajaja...y que tus fotos de juegos con rotuladores son inspiradoras ;)

    ResponderEliminar
  9. Me siento tan identificada, pero hay veces que cuando reparte suerte y recibes por correo el examen tipo tes de Dirección de Personal te lo estudias y encima cae exactamente el mismo...una se replantea volver a creer en los milagros... claro que... como te aferres a eso pues si es cierto que no aprueba ni el Tato

    ResponderEliminar
  10. Jo, qué triste y qué razón tienes.
    ¿Lady Godiva ahora es Miau? Me gusssta :___)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sólo son un par de meses!
      Sip, Miauncantada!!
      Jaja

      Eliminar